En Ibias con la bota y la fardela espero poder mostraros una pequeña parte de los pueblos de ibias, asi como las rutas que vaya realizando por las brañas y picos de nuestro entorno.

Lo que hoy os presento es una muestra que poco a poco ire corrigiendo al mismo tiempo que añadire comentarios relacionados con las fotos que vaya añadiendo. El título de este blog es un pequeño homenaje a esos viejos mineros que nos precedierón, llevando sobre sus hombros una bota de vino y un poco de pan en la fardela.

Espero que disfruteis con este blog.

Fardela: En el vocabulario de la mineria, bolsa de tela que sirve para guardar la merienda; se ataba a la bota de vino, para que colgara del hombro, dejando los brazos libres.

jueves, 3 de enero de 2019

RiodePorcos - Desfiladero de Bustelin


Una nueva ruta, en esta ocasión para realizar quizás uno de los recorridos más bellos y espectaculares del Concejo de Ibias: el Desfiladero de Bustlín,  donde encontramos todo tipo de atractivos para los  aficionados al senderismo y amantes de la naturaleza. 

Esta preciosa ruta  señalizada como PR-AS-27,   pertenece al Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias y tiene su inicio en Riodeporcos;  un peculiar pueblo situado a 280 m de altitud,  que se encuentra un poco  aislado de la carretera desde la construcción del embalse de Grandas de Salime en 1956.

Para llegar a este pueblo, lo haremos por la carretera que une San Antolín de Ibias en Asturias, con Fonsagrada, en la vecina provincia de Lugo.

 Después de pasar el puente del Boabdil que cruza el Rio Navia, giramos a nuestra izquierda para coger la carretera que sube a Fonsagrada; carretera que  abandonaremos poco rato después, esta vez  para coger una pista sin asfaltar  de 1 km que nos lleva al aparcamiento situado  al otro lado Riodeporcos.


Recorrido realizado

Puente y pueblo de Riodeporcos

Puente colgante sobre el río Navia 

Dejamos en este lugar nuestros coches y cruzamos un bonito puente colgante de madera de unos 80 m de largo,  que salva el río Navia y que permite el acceso hacia Riodeporcos.
A medida que nos vamos acercando a las primeras casas, nos sorprende ver aún en pie esos viejos  emparrados de  vides que cubren el camino, que por desgracia fueron desapareciendo de muchos otros pueblos de este Concejo.


Entrando en el pueblo

Primeras casas

Riodeporcos

Bonito portalón

Caminando por el pueblo

Originales emparrados 


Cruzamos el pueblo hasta llegar a la altura de  la casa de turismo rural de Chao de Castro donde encontramos el cartel indicativo de ruta y donde el camino pasa a ser un sendero que se va  introduciendo por  el desfiladero de Bustelín; sendero tallado en roca, que asciende  hacia lo que era la aldea  de Bustelín; una bella aldea que ahora se haya completamente en  ruinas. 


Indicadores de ruta

Comienza el sendero

Dejando atrás Riodeporcos

Río  Bustelin en el fondo del valle

El recorrido; simplemente bello 

Entrando en Bustelin

Casas de Bustelin; una pena el abandono

Saliendo de Bustelin

Desde Bustelín, seguimos el camino que se dirige hacía el fondo del valle en busca del río que da nombre a esta aldea.  Al llegar al río, cruzamos hacia el otro lado a través de un pequeño puente de madera.


Sobran palabras "precioso paisaje"

Bajando hacia el río 

Puente sobre el río Bustelín 

Tras cruzar el río, el sendero continua a la derecha hasta  alcanzar un cruce de caminos bien señalizado que nos indica hacia la izquierda el pueblo de Busto y continuando de frente nos lleva hasta Penedela; dirección por la que optamos nosotros para dejar el otro recorrido para el regreso.



Un recorrido mágico

Proseguimos hacia Penedela, siempre por el margen izquierdo y siguiendo el curso del Río Bustelín,  faldeando la ladera de las Peñas de Cualmartín; caminando por un bonito sendero que nos va ofreciendo unas vistas preciosas todo el recorrido, que  poco a poco va empezando  a ganar altura llevándonos hasta  la  Cueva del Oso o Cova da Osa.


Cruce de caminos. Seguimos hacia Penedela y bajamos por Busto

Comenzamos a subir a Penedela

Penas das Iglesias entre la niebla

Ladera de las Penas de Cualmartín 

Cueva del Oso o Cova da Osa 

El sendero sigue asciendo hasta unirse a una pista de tierra, que recorremos unos pocos metros, para  coger por otro sendero estrecho que  sale a mano derecha, y que pasa por  una zona bastante rocosa, (Teso da Cuba), que pasamos  sin dificultad hasta llegar al Regueiro de Peneda que cruzamos.


Pista hacia Penedela

Hacia Penedela

Algo ocultas por la niebla vemos la aldea de Penedela y  al fondo Castaosa

Cruzando el regueiro de Penedela

Entrando en la aldea

Poco después de cruzar este arroyuelo, alcanzamos finalmente la  aldea de Penedela; situada a 570 metros de altitud y que también se encuentra abandonada pero donde podemos ver que algunas de sus casas han sido restauradas.


En Penedela

Casas de Penedela

Después de recorrer y fotografiar detalladamente este pueblo,   lo  abandonamos    a través de una amplia pista de tierra; que tras un breve recorrido y a poca distancia, nos lleva hasta   la  capilla de Penedela, que consta de  un pequeño pórtico y la talla de San Antonio de Padua.


Ya dejamos atrás Penedela

Seguimos por esta pista que empieza a aumentar su pendiente hasta llegar a una desviación a la izquierda que tomamos, para salir a la carretera que da acceso  a Peneda situada a 740 m, aldea donde destacan la ermita en honor a  Santa Eufemia y un hórreo de teito.


Subiendo a Peneda

Camino hacia Peneda

 Castaosa

Peneda en lo alto

Antiguos truebanos "trobos" en Peneda


Atravesamos  el pueblo y cogemos el camino que sale en la parte alta del mismo, para llegar en leve ascensión a la sierra de Busto, donde pasamos a otra vertiente  para alcanzar el Teso da Valia, dando vista al pueblo de Busto hacía el que  nos dirigimos.


Entrando en el pueblo

Peneda

Castaosa y Santiso

Dejando atrás Peneda

Más trobos 

A Fonsagrada

Busto es otra bonita aldea del concejo de Ibias, situada a 765 m de altitud y  que también como ocurrió en Penedela,  no  encontramos a ninguna persona; pero donde observamos varias casas en buen estado,  un par de  hórreos con tejado de pizarra y uno de  teito, así como  restos de varias casas y una capilla dedicada a San Ildefonso. 


Camino de Busto

El recorrido sigue siendo precioso

Ya vemos Busto a lo lejos

Cruzando el arroyo das Valias en Busto

Caminando hacia Busto

Desde Busto, después de recorrer el pueblo,  iniciamos el regreso a Riodeporcos, siguiendo un camino de tierra que sale de la capilla, que discurre a media ladera entre brezales y  nos conduce al fondo del valle.


Aquí entrando en Busto

 Busto

La hora de la merienda

Este camino,  a medida que vamos descendiendo va aumentando su pendiente,  con unas espectaculares vistas de todo el entorno y que pasa junto a unas llamativas rocas de conglomerado que forman curiosas siluetas, para seguir descendiendo hasta el regueiro de Albariza que cruzamos y a  los pocos metros alcanzar finalmente  el Arroyo das Valias. 


Abandonando Busto

Bajando por el Valle del río das Valias

Preciosas formas de roca conglomerada

Fuerte bajada hasta el arroyo das Valias

Cruzando el arroyo das Valias

Cruzamos también este arroyo hacia el otra vertiente, para continuar el recorrido por un espectacular camino cerrado con muros de piedra hasta acceder nuevamente al cruce de caminos, cerrando así la circular; giramos a la derecha y deshacemos el camino andado  hacia el puente sobre el río de Bustelin.




Camino hacia Bustlin  "de cuento"

Bustelin

Desde ahí, solamente quedará  salvar el desnivel de acceso al pueblo  de Bustelín y descender hacía Riodeporcos, después de haber pasado una maravillosa jornada.


Peña Forcada

Llegando de nuevo a Riodeporcos

Cruzando Riodeporcos

Foto de grupo después del recorrido




































































LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...